OLVIDA LOS CASTILLOS EN EL AIRE… ¡ESTE MUNDO ES TUYO Y MÍO!

Nuestros programas se enfocan en resolver problemáticas como la falta de acceso al desarrollo empresarial en la industria de turismo y artesanal, capacitaciones empresariales, transmisión del conocimiento, redespertar cultural con compromiso, y asociaciones interculturales.

Hace treinta años, como fundadora de Dreamcatcher (Atrapasueños) Sudáfrica, soñé una Sudáfrica unificada en la cual en la gente tuviera igualdad de oportunidades para prosperar. Se tenía la visión de desarrollar e implementar un modelo de desarrollo socioeconómico basado en los principios de la colectividad y sostenibilidad para un bien mayor de la Sudáfrica post Apartheid, generando consciencia de los impactos ambientales. El objetivo era romper el molde ortodoxo de desarrollo socioeconómico a través de proyectos pioneros enfocados en la superación de la pobreza mediante el desarrollo empresarial y  la rehabilitación ambiental en comunidades segregadas a lo largo de Sudáfrica. Esta metodología desafió el estado del arte y encontró gran oposición.


Anthea Rossouw fundadora Dreamcatcher South Africa

En el ADN de nuestra organización sin ánimo de lucro han estado presentes principios como la ética, el acceso equitativo, la inclusión y las prácticas responsables que habiliten oportunidades para el cambio socioeconómico. Somos pioneros en actividades individuales o colectivas asociadas al crecimiento de industrias convencionales, ambientales, modificación de hábitos de comportamiento y administración, en las cuales se haya impactado negativamente el desarrollo sostenible y los destinos segregados en Sudáfrica, al igual que en los sueños y aspiraciones de las comunidades que viven en la cercanía de un basurero, en severas condiciones sociales y económicas.

Trabajando con las comunidades segregadas a lo largo de Sudáfrica hemos hecho trabajo colaborativo con mujeres y jóvenes para identificar los retos y barreras para un futuro sostenible. Para enfrentar estas barreras, en lugar de marchar, crear disturbios, concentraciones o dar discursos en tarimas nivel nacional, elegimos inspirar a quienes estaban cansados de las protestas, y usar nuestra energía colectiva para impactar localmente y comprometernos, uniendo fuerzas y trabajando en pro de generar cambios para aquellos que sufrieron mayor afectación por la ley del Apartheid. La estrategia consistió en lograr a través de las acciones comunitarias y empresas locales, que las comunidades pudieran construir su propio sendero y cambiar de manera positiva sus vidas. De cierta forma, olvidar los castillos en el aire y transformarse en agentes de cambio.

Hoy en día, estos emprendimientos sociales forman parte de una red nacional. Nuestros programas se enfocan en resolver problemáticas como la falta de acceso al desarrollo empresarial en la industria de turismo y artesanal, capacitaciones empresariales, transmisión del conocimiento, redespertar cultural con compromiso, y asociaciones interculturales. Abordamos los aspectos ambientales mediante manejo de residuos, salud pública y acción climática.

Por más de treinta años hemos innovado, implementado y colaborado con muchos programas exitosos. Uno de estos es el cierre de un basurero de una comunidad empobrecida y su posterior rehabilitación para transformarlo en un jardín botánico llamado “Le Bloemen” (Las flores), actualmente declarado biosfera Gouritz por naciones unidas. Los empleos y las empresas se han empoderado, el hábitat ha regresado y se ha transformado en un ecosistema para proyectos de investigación de cultivos orgánicos que reemplazaron las montañas de basura. Adicionalmente, trabajamos y facilitamos el trabajo en equipo con los sectores público, privado y la comunidad del sector para guiar y compartir conocimiento dirigiendo el cierre de un segundo basurero ubicado donde tradicionalmente se quemaban a cielo abierto, cerca de la comunidad, los residuos.

Con la Universidad de Brighton desarrollamos un proyecto llamado “La basura es mía y tuya”, equipo liderado por el doctor Ryan Woodard a través del programa DICE (Desarrollo inclusivo y creativo de las economías) del Consejo Británico. El proyecto involucró el desarrollo de empresas comunitarias basadas en la elaboración de artesanías a partir de la recolección y la reutilización de residuos. Este proyecto recibió reconocimiento global.

Dreamcatcher ha modificado la oferta del servicio de turismo paisajista en Sudáfrica, consolidando el turismo inclusivo. Se desarrollaron rutas de viaje, ofertas de servicios y experiencias de jóvenes y mujeres independientes. “Homestays-and Cookup”, de Kamamma, ofrece estadías, alimentación y excursiones de senderismo que han sido marcas orgullosamente registradas de empresas femeninas durante dos décadas. Como cofundadora y portavoz de la red global de la comunidad de turistas, y con la comunidad Melkhoutfontein desarrollamos un nuevo centro turístico: “Tierra de Residuos – Tierra de gracia”, una experiencia que ofrece hospedaje local, comida típica y artesanías hechas con el plástico de los océanos y de la comunidad. Se ofrecen excursiones dirigidas por una comunidad comprometida, en una zona de rica historia cultural, y en uno de sus murales, las comunidades mencionan que una vez esa tierra alguna vez fue “olvidada”, así también la denomina el antropólogo globalmente reconocido y profesor Mike de Jongh.  Este proyecto ha sido reconocido globalmente como un modelo de desarrollo para la industria del turismo con potencial replicable. Dreamcatcher actualmente colabora con el Departamento de Educación de Sudáfrica para difundir los valores y desarrollar la mentalidad de acción empresarial en el ámbito local, como un caso de estudio para contribuir al nuevo pensum de E-3 (empresa, empleo, educación).

Dreamcatcher ha desarrollado directrices y fundamentos, y actualmente trabaja con varios colegios y universidades que comparten globalmente el modelo Dreamcatcher para un futuro sostenible y la historia de comunidades atrapadas durante décadas en residuos, que se levantaron de las cenizas hacia un futuro más promisorio y brillante.

Destacado 1. Cualquiera puede ser agente de cambio, tú también. No esperes el castillo en el aire, ánclate y construye con la tierra que llamas hogar. «Algo es imposible solo hasta que se logra». Nelson Mandela.

Detacado 2. Anthea Rossouw, fundadora de Dreamcatcher, es una activista ambiental y social. Su sensibilidad y enfoque hacia la acción y el emprendimiento la han llevado a ejecutar proyectos de alto impacto ambiental, económico y social.